Una de barcos

A finales de la década de 1960, la máquina tecnológicamente más compleja jamás construida media 110 metros,  pesaba 3.000 toneladas y albergaba en su interior la tecnología más avanzada del momento. La construyó el gobierno de los Estados Unidos, y se llamaba Saturno V. La misión de aquella máquina era llevar al primer hombre a la Luna. Era, en definitiva, una nave para llegar a un nuevo mundo. Apenas 60 años antes, una empresa privada construyó, por triplicado, la nave tecnológicamente más puntera del momento. Medía cada una de ellas 269 metros de largo, pesaban más de 45.000 toneladas y también albergaban en su interior la tecnología más avanzada de su época. Su objetivo; llevar a miles de personas a un nuevo mundo, América. Aquellas naves eran propiedad de la naviera White Star Line, y se llamaban Olympic, Titanic y Britanic.

Es raro que con la cantidad de información de la que disponemos hoy en día, algunas cosas como las que voy a contar en este post resulten desconocidas para mucha gente. Posiblemente la tragedia del Titanic haya eclipsado la historia de sus dos gemelos, pero, aun así, no alcanzo a comprender como no se ha hecho una película con la vida y milagros de sus hermanos, sobre todo, del Olympic (o igual se ha hecho y yo no la he encontrado, todo es posible).

UN POQUITO DE HISTORIA

A principios del siglo XX, un negocio florecía entre todos; transportar gente a América (y a Australia). La naviera Cunard Line construye gracias a la ayuda gubernamental (el Reino Unido no podía permitir que los alemanes dominasen ese negocio), el Mauritania, el Aquitania y el Lusitania. Son tres barcos descomunales, que miden 240 metros de eslora (de largo) y desplazan 30.000 toneladas. Son también los navíos más grandes, más rápidos y más lujosos del mundo. No en vano, aquella época (finales del XIX y el inicio de la Primera Guerra Mundial) es considerada la Primera Edad de Oro de los transatlánticos.

Imagen del Lusitania, con sus imponentes 240 metros de eslora.

Un competidor, con la ayuda del magnate J.P. Morgan, entra en escena. La naviera White Star Line construirá tres barcos aún más grandes, que superarán, no solo en dimensiones, a los de la Cunars Line; los superarán en eficiencia.

EL MÁS EFICIENTE

El primero de los tres barcos idénticos de la White Star en ser botado es el Olympic. No voy a entrar en detalles con lo bonito que era y tal (abajo os dejo enlaces a varias páginas interesantes que hablan del barco), sólo comentar que era igual de lujoso que el Titanic -quizás un pelín más sobrio-, y que tuvo mejor vida – todos sabemos lo que le pasó al Titanic -. Tras el Olympic, dos años después, el segundo en hacerse a la mar es el Titanic, y otros dos años más tarde, el Britanic. Estos tres barcos serían más eficientes que sus competidores pese a ser un poco más lentos; eran 30 metros más largos, transportaban más pasajeros, pero, atención, consumían un 30% menos de carbón. Eran máquinas excepcionales que contaban con todos los avances de la época, y las calidades de sus acabados interiores eran excelentes.

LA TRAGEDIA

La tragedia marítima más conocida del mundo la protagonizó el hermano del medio. El Titánic fue botado el 10 de marzo de 1912 y se hundió el 14 de abril del mismo año. Fue un desastre para la compañía White Star. Aun así, aquello sirvió para mejorar algunos aspectos de sus dos hermanos; más botes, mamparos herméticos más altos y mejoras en el casco.

Y si el Titanic no se hundió por chocar con un iceberg ...

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL: OTRA TRAGEDIA

El Olympic y el Britanic fueron confiscados por el gobierno del Reino Unido durante la guerra. El primero, como transporte de tropas y  el segundo, que estaba sin terminar, de adaptó como buque hospital.  Así, el Britanic fue botado un 26 de febrero de 1914 y enviado al Mediterráneo un año después para evacuar soldados heridos de la isla de Lemmos, en Grecia. Volvió a Inglaterra y otra vez fue enviado al Mediterráneo en 1916.MAS ALLA DE LA VISION: Olympic, Titanic y Britannic, Gigantes ...

De nuevo la tragedia se cebó con un barco gemelo del Titanic cuando, no se sabe si una mina o un torpedo alemán, impactó contra el barco y abrió un boquete enorme que lo hizo escorar. El buen hacer del capitán logró que se salvaran 1.035 personas, muriendo solo 30 hombres. Y decimos el buen hacer porque el barco se hundió 55 minutos después de la explosión, menos de la mitad del tiempo que tardó el Titanic en hundirse.

Pecio del Britanic, descubierto por Jacques Cuosteau en 1975.

BASTA DE TRAGEDIAS

Mientras, el Olympic, pintado de camuflaje, efectuaba trayectos entre Europa y América transportando tropas. El barco estaba realizando esta labor cuando el 12 de mayo de 1918 fue sorprendido por el submarino alemán SM U-103, que lo torpedeó -sin éxito- para hundirlo. Pero Bertram Fox Hayes, que capitaneaba el Olympic, no estaba dispuesto a que el Olympic corriese el mismo destino que el Titanic y el Britanic. Tras fallar con los torpedos, el submarino alemán emergió con la intención de hundir a cañón al Olympic. Bertram sabía que solamente tenía una oportunidad, y no se lo pensó dos veces; en una maniobra magistral, viró y puso al Olympic a toda máquina en dirección al submarino alemán, cuyo capitán, sorprendido, no tuvo tiempo de sumergir su nave de nuevo. Con sus 52.000 toneladas e impulsado por los 59.000 CV que le proporcionaban sus 29 calderas, el Olympic embistió al submarino alemán, que se hundió sin remedio.

El Olympic, antes de virar y hundir al submarino alemán, visto desde el propio submarino (recreación).

El Olympic sobrevivió a 4 ataques de submarinos alemanes, incluido éste y es el único transatlántico del mundo que ha hundido un submarino.

EPÍLOGO.

Tras la Primera Guerra Mundial, el Olympic cumplió con creces el propósito para el que fue construido. Cambiadas sus calderas por modernos motores diésel, el Olympic estuvo operativo hasta marzo de 1935, mes en el que realizó su último viaje hacia Nueva York. Las compañías White Star y Cunard, entonces ya fusionadas, decidieron que el viejo barco ya no era rentable. Tras 24 años de servicio y 257 viajes sus rutas finalizaron. Algunas de sus estancias fueron desmontadas y vendidas por lotes. Hoy, 110 años después de su botadura, estas lujosas estancias decoran hoteles, empresas y casas de adineradas familias inglesas.

Interiores originales del Olympic, que pueden verse en el Hotel White Swan en Alnwick.

El Olympic fue conocido durante mucho tiempo como el viejo fiable de los mares.

Más información:

http://www.histarmar.com.ar/InfGral/JarTorres/TresTitanes.htm

https://www.unabrevehistoria.com/2008/07/los-gemelos-del-titanic.html

https://en.wikipedia.org/wiki/SM_U-103

https://es.wikipedia.org/wiki/RMS_Olympic

https://es.wikipedia.org/wiki/RMS_Titanic

https://es.wikipedia.org/wiki/HMHS_Britannic

https://en.wikipedia.org/wiki/White_Swan_Hotel,_Alnwick#RMS_Olympic_fittings

Anuncio publicitario

4 comentarios en “Una de barcos

  1. Herme dijo:

    Eres un artista, igual te da que el tema sea de aeronautica que de nautica….Te gusta todo.
    Buena informacion y una discripcion entretenida e ilustrativa…

    Me gusta

  2. Federico Esteve dijo:

    Genial, amigo Jordi Ferrís.
    Una vez mas te digo que es muy entretenido e ilustrativo leer tus entradas del blog. Muy ameno y divertido. Espero que no tardes en regalarnos otra.
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.